Pasar al contenido principal

Organización de los mercados sociales

Autor/a: 
Susana Ortega Díaz - MEScoop Aragón

Hace más de diez años que en el marco de REAS Red de Redes muchas personas y entidades empezaron a repensar cómo organizarse para fomentar una economía más justa y solidaria a través de la implicación activa de la población hacia el consumo responsable. Pensaron en cómo dar a conocer, poner en relación y enredar todas esas iniciativas locales de economía social y solidaria (ESS) que ofrecen productos y servicios tan variados y que tan poco se conocen; y que son iniciativas presentes en todo el ciclo productivo: producción, distribución, financiación y consumo.

Y poco a poco, año tras año, se ha ido tejiendo una red de amistades y afinidades; conociéndose, reconociéndose, debatiendo, trabajando y soñando con la idea de construir colectivamente los mercados sociales. Cada territorio a su ritmo, implicando desde el principio al mayor número de entidades de ESS; acercando por ejemplo a productoras ecológicas que quizás nunca se habían planteado que podían invertir su dinero en COOP57, o invitando a personas ahorradoras responsables a favorecer con su opción de compra el desarrollo de la ESS; vinculándose al sector del comercio justo y reforzando sus puntos de distribución con otros productos de la ESS local; conectando con entidades sociales afines en cada territorio para intercooperar con ellas y poder disponer así de un catálogo lo más amplio posible de productos y servicios bajo la perspectiva del consumo responsable; implicando en su construcción a entidades, movimientos sociales y consumidoras responsables... Y en este largo camino siguen.

Fruto de todo este trabajo impulsado por el movimiento de ESS, en diversos territorios del Estado español se han ido organizando, enredando y articulando estos mercados sociales bajo distintas formas jurídicas.

Por ejemplo, Mercado Social Madrid se ha constituido como cooperativa mixta/integral y Mercado Social Aragón (MESCoop Aragón) como una cooperativa de servicios. Ambas cooperativas integran tanto a las entidades de la REAS territorial como a otras redes y entidades de ESS del territorio, y recogen dos tipologías de socias: entidades socias proveedoras de bienes, productos y servicios; y socias consumidoras-colaboradoras tanto individuales o colectivas. De igual manera, Mercado Social Illes Balears, constituido como asociación, integra tanto a entidades de REAS Balears como a cooperativas de trabajo, agroalimentarias y de consumo, así como a otras redes y entidades afines. Otros ejemplos son Mercado Social Euskal Herria, Navarra o Cataluña (donde es la misma Xarxa d'Economia Solidària quien gestiona y articula el mercado social territorial).

Estos mercados sociales promovidos por REAS comparten un imaginario en común, un sistema de certificación de entidades proveedoras, la celebración de ferias y un catálogo común de productos y servicios a través del portal konsumoresponsable.coop. Otra iniciativa es la red de Mercados Sociales del Sur constituida por 6 tiendas físicas del territorio andaluz que intercooperan entre ellas.

El 14 de febrero de 2014 se constituyó la Asociación de Redes de Mercado Social de ámbito estatal. Un espacio de coordinación y cooperación promovido por REAS Red de Redes y que en la actualidad cuenta con mercados sociales de cuatro territorios (Aragón, Euskadi, Navarra y Madrid); cooperativas estatales de servicios en sectores estratégicos de consumo (FIARE Banca ética, Seguro ético y solidario CAES, Som Energía y COOP57), y entidades sociales referentes en consumo responsable (Centro de Información e Investigación en Consumo - revista Opciones, Ecologistas en Acción y periódico Diagonal)

La asociación gestiona el portal konsumoresponsable.coop, un espacio de referencia que aúna información, formación, denuncia y un catálogo con productos y servicios de ESS de ámbito estatal y territorial con el que quieren hacer más accesible y sencillo ejercer desde las empresas, la administración pública o la ciudadanía un consumo responsable y diferenciado en valores y principios al de la economía capitalista.

Algunos de los retos de esta red también son desarrollar herramientas para la construcción del mercado social como la certificación participativa, monedas complementarias, lugares de encuentro entre consumidores/as y empresas, además de puntos de distribución y logística alternativos como las ferias anuales y ayudar a crear nuevas empresas, productos o ramas de actividad donde ahora mismo la ESS no se haya presente, con el objetivo de cubrir una parte significativa de nuestras necesidades, desconectando de la economía capitalista tanto como sea posible.