Pasar al contenido principal

Teatro del Barrio, TdB

Calle Zurita, 20. 28012 Madrid. info@teatrodelbarrio.com http://teatrodelbarrio.com/

Al actor Alberto San Juan, reconocido por su larga trayectoria, no sólo profesional, sino también de lucha política, le ofrecen la posibilidad de quedarse con la gestión de una sala legendaria en Lavapiés, la Triángulo. Tiene en mente poner en marcha un proyecto de teatro político, abierto a los movimientos sociales. Un grupo de personas, del ámbito de la empresa social le convencen de que la forma es fondo; de que no basta con un contenido comprometido, que el compromiso y la transformación comienzan por las estructuras. De ahí la idea de complementar el proyecto de Alberto con el proyecto novedoso que supone construirlo desde las formas y dinámicas de una cooperativa de consumo. En el barrio de Lavapiés de Madrid existe efervescencia no sólo en el ámbito político y social (dentro del cual, el TdB constituye una humilde referencia) sino también en el económico. Una nueva economía en la que el lucro ocupe un lugar marginal; en el que las necesidades reales de una ciudadanía empoderada muevan y estructuren el modelo económico y social.

Herramientas

DEMOCRACIA ECONÓMICA

EL TdB es una cooperativa con un consejo rector muy implicado compuesto por 8 personas, con un nivel de compromiso alto. Se reune cada 15 días para decidir y trabajar sobre las líneas estratégicas. Al mismo tiempo, existen varias comisiones de trabajo de las que forman parte muchas de las personas socias (audivisual, fotografía, comunicación, legal, programación...), pero la que cuenta con más componentes y la más activa es la comisión de comunidad, con más de 25 personas. Se está implementando una herramienta de participación telématica que enriquezca la conversación y democratice el devenir del proyecto. Cada persona socia aporta 100 euros al fondo social. Desde la cooperativa se han lanzado tres encuestas a las personas socias. En ellas se les ha preguntado en qué pueden participar y cuánto tiempo pueden dedicarle a la cooperativa. Pero también cuestiones sobre el tipo de proveedor de energía o entidad financiera con la que la cooperativa tendría que trabajar o si, por ejemplo, se debía dejar espacio en el teatro para actos de partidos políticos. El modelo económico es sencillo: ingresos por venta de entradas, consumiciones de bar y talleres de formación, y gastos de pago al casero, sueldos y seguros sociales (igualitarios entre todas las personas trabajadoras, sólo diferentes según jornadas), pago de impuestos (¡¡21% de IVA!!-, 10% de derechos de autor) y pago a los/as artistas (50-60% de los ingresos).

ACCIÓN ECO-SOCIO-POLÍTICA

La colaboración con todo tipo de movimientos sociales tiene un día, el martes, que está reservado para que entidades y plataformas ocupen el espacio con sus mensajes (PAH, Ecologistas en Acción, Mercado Social de Madrid...). Las empresas proveedoras son preferentemente de la economía social. Participan en la Red de teatro de Lavapiés y reciben llamadas de muchas partes del Estado para contar la iniciativa. Esperan a consolidar el proyecto para ser un actor mucho más activo en la difusión del proyecto y en la cooperación con iniciativas similares. Su presencia en medios no es despreciable y su mensaje es siempre político. Político en el sentido de transformación social, desde la cultura y los nuevo modelos económicos (por ejemplo, en el TdB no puedes tomar coca-cola). La crisis no ocupa mucho espacio en su discurso, consideran que es necesario el cambio de modelo económico, tanto si hay crisis como si no. No creen que haya que buscar soluciones a la crisis, sino conseguir entre todos y todas que el capitalismo se vuelva irrelevante, una costumbre bárbara del pasado.

IGUALDAD

La visión feminista está muy presente en el teatro. El consejo rector es paritario y son varios los actos que han versado sobre esta lucha concreta. Las jornadas de trabajo se ajustan a las necesidades de las personas, siempre con la contrapartida del compromiso con el proyecto. Recientemente han cambiado la jornada a una de las personas a cargo del bar, porque era incompatible con el cuidado de su hija. Han reducido su jornada y le han encomendado que transforme el bar (en concreto, que le ponga amor), para que su jornada (que sale de la de apertura oficial) se pueda cubrir con una gestión de compras eficaz, creativa y con valores, y una carta potente.

TRANSFERIBILIDAD Y REPLICABILIDAD

Todavía no tienen trayectoria suficiente para poder servir a iniciativas similares, ni tiempo para elaborar materiales o herramientas con los que hacer posible la replicabilidad, pero están dispuestas a compartir su experiencia. Su ilusión es pensar en la idea de que en cada barrio de cada ciudad y en cada pueblo haya un Teatro del Barrio en manos de la ciudadanía. Este es un proyecto local, para el encuentro de 500-600 prsonas socias y un público al que seducir. El siguiente Teatro del Barrio deberán ponerlo en marcha otras personas.