Pasar al contenido principal

Patio Maravillas

En transición... http://www.patiomaravillas.net

Desde sus inicios, El Patio Maravillas se ha concebido como un espacio desde el que construir democracia y generar otra política. Para ello el Patio se centra en los modos de hacer, tratando de escapar de identidades preconcebidas a través de la experimentación constante. Frente a la progresiva mercantilización y pérdida de calidad de los espacios públicos, su propuesta es la de construir espacios comunes en los que converjan distintas iniciativas políticas, sociales y culturales. Atravesado por el contexto social y político de la ciudad de Madrid, el Patio Maravillas es un actor más en la construcción de la ciudad que trata de incidir, junto a otros y otras, desde sus diferentes líneas de trabajo. Actualmente y tras casi ocho años de trayectoria, en el Patio participan alrededor de 40 colectivos y talleres que trabajan distintas temáticas: economía solidaria, democracia, vivienda, precariedad, feminismos, sanidad, cultura libre, etc.

Herramientas

DEMOCRACIA ECONÓMICA

El Patio Maravillas forma parte del Mercado Social de Madrid (MES Madrid), que constituye una de sus alianzas claves para desarrollar su actividad económica desde la perspectiva de la economía solidaria. A raíz de esta participación el Patio ha mejorado sus criterios de consumo y funcionamiento económico internos, ha puesto en marcha el uso de la moneda social dentro del espacio y ha participado en las Ferias de ESS que se han celebrado en la ciudad. Por otro lado el Patio alberga varios proyectos de autoempleo que desarrollan su actividad en el edificio (fábrica de cerveza, mesón, cátering) y sirve de vía de apoyo y financiación para multitud de colectivos sociales y también proyectos de autoempleo externos. Para este último fin se ha creado el espacio de Aperiticoop, en el que los grupos promotores que cumplen determinados criterios pueden organizar eventos a través de los que financiarse y darse a conocer. En el ámbito de la participación, en el Patio se puede participar a niveles muy diferentes para facilitar los procesos de empoderamiento tanto a nivel individual como colectivo. Los compromisos mínimos de participación implican la participación en la gestión, mantenimiento y defensa del espacio. A partir de estos compromisos mínimos, cada cual participa en la medida de sus posibilidades e intereses. Existe un compromiso por facilitar la participación al mismo tiempo que se logra tener una estructura estable y eficiente de funcionamiento. Para ello van ensayando y experimentando diferentes metodologías y formas de organización. Una vez al año evalúan el modelo de funcionamiento y asignan nuevas tareas procurando una rotación continua en los puestos de responsabilidad.

ACCIÓN ECO-SOCIO-POLÍTICA

La cooperación y el trabajo en red con otras organizaciones es una constante en las diferentes líneas de trabajo que ya se han mencionado. Al mismo tiempo el Patio se entiende así mismo como una infraestructura al servicio de los movimientos sociales de la ciudad con un ideario afín. En relación con la economía solidaria, la crisis económica ha supuesto un punto de inflexión a raíz del cual se ha profundizado en su desarrollo. En este sentido la apuesta se ha basado en la intercooperación con proyectos y redes existentes con las que tejer alianzas y compartir aprendizajes.

IGUALDAD

El Patio incorpora la variable de género en todas sus actuaciones, no en vano su asamblea es un espacio muy feminizado, y también forman parte del proyecto colectivos feministas y LGTBQ y grupos de trabajo específicos. Uno de los ejemplos recientes en este sentido es la creación de Es Patio Seguro, un grupo desde el que se abordan y visibilizan posibles casos de acoso sexual y desde donde se organizan también actividades y espacios de reflexión en torno a los feminismos. Otro de los grupos de trabajo, compuesto únicamente por hombres, trabaja de manera más privada en torno a nuevas masculinidades. Cabe destacar también el equipo de portavocías con medios de comunicación, que está formado únicamente por mujeres. La contribución a garantizar los derechos básicos de las personas se da principalmente a través de la participación en la Asamblea de Vivienda Centro, el grupo de acompañamiento de Yo Sí Sanidad Universal y la asesoría jurídica de la Oficina Precaria.

TRANSFERIBILIDAD Y REPLICABILIDAD

La transferibilidad es también un objetivo prioritario. El Patio se entiende a sí mismo como una institución del común que debe tener posibilidades de estabilidad y réplica. Para ello, y ante la actual amenaza de desalojo por tratarse de un espacio okupado, el Patio trabaja junto a otras iniciativas sociales en la creación de un estatuto de centros sociales que permita la cesión de infraestructuras municipales adecuadas para la autogestión por parte de la ciudadanía. El Patio aspira a seguir desarrollándose y crecer desde la convicción de que los espacios autogestionados son una herramienta fundamental de transformación social y garantía democrática.