Pasar al contenido principal

Iacta Scclp

C/ Bailen 5, 08010 Barcelona info@iacta.coop http://www.iacta.coop/

Iacta Scclp es una cooperativa de trabajo asociado sin ánimo de lucro formada por mujeres jóvenes emprendedoras que definen su actividad económica como abogacía social. Son una experiencia singular en el sector de la ESS en Cataluña y España. Forman parte de la XES, Grupo ECOS, Feria de Economía Feminista, FESC, Xarxa d'acollida de BCN, REDACOGE, Taula del Tercer sector, ECAS, Consell Municipal d'immigració, Il·lustre Col·legi d'advocats de Barcelona y Dret al Dret (UB).

Su proyecto cooperativo tiene como ejercicio profesional la abogacía con una clara vocación social. Se trata de la prestación de un servicio de asesoramiento jurídico integral, compuesto por el asesoramiento jurídico, gestoría social y representación letrada, potenciando el concepto de justicia restaurativa a través de las resoluciones pacíficas de conflictos. Reivindicando, a su vez, la función social del abogado/a, así como su compromiso con los problemas sociales actuales.

Herramientas

Democracia Económica

El grado de cooperativización y democratización es del 100% y se rigen por valores cooperativos. Los procesos de toma de decisiones se desarrollan de forma horizontal y por consenso. Las socias de trabajo tienen voz y voto, y las socias colaboradoras y «cómplices» tienen voz sin voto. La cooperativización del trabajo les ha permitido mejorar la capacidad de asumir más riesgos. Juntas pueden hacer más y mejor incidencia. El empoderamiento también se da a nivel personal gracias a los espacios de confianza y apoyo mutuo que refuerzan sus fortalezas y complementariedades.

Realizan el Balance Social de la XES desde el 2012 y lo perciben como una herramienta estratégica y útil para mejorar de forma continua como organización.

Aunque aún no disponen de remuneraciones no dinerarias, sí que las prevén en un futuro próximo. Aplican criterios de transparencia e información sistemática en la asignación de precios a las personas usuarias y clientes de sus servicios: precios de mercado que suelen ser 2/3 de los baremos estipulados por el colegio de abogados, precios sociales que se corresponde al coste de los servicios prestados, y servicios gratuitos. Su paridad salarial es de 1:1

Acción eco-socio-política

El proyecto cooperativo de Iacta nace en el marco del movimiento 15M, por lo que se definen como «hijas de la crisis». Participan activamente de estrategias de construcción de mercado social siendo socias de la XES y del Grupo Cooperativo ECOS, o contratando proveedores de bienes y servicios de la ESS. Todavía no participan de dinámicas internacionales pero las prevén en su plan estratégico. Toda su actividad socioeconómica está orientada a la transformación social e incidencia, empezando por su forma de entender la abogacía.

Transferencia y replicabilidad

Generan conocimientos y saberes compartidos y para compartir, y se rigen por la filosofía de los comunes. Optimizan recursos por el hecho de formar parte del grupo cooperativo Ecos. El incremento de escala no les afecta porque son una organización pequeña y joven.

Igualdad

La perspectiva de género la viven de forma no explícita e inconsciente, y el enfoque feminista forma parte de su cultura organizacional. Todas las socias de trabajo son mujeres. Aplican políticas de discriminación positiva en la gestión de los recursos humanos. La horizontalidad en la toma de decisiones es otro mecanismo que garantiza la igualdad de género. Disponen de mecanismos de conciliación personal y familiar que aplican sistemáticamente siempre que es necesario.

Aunque la organización no dispone de puestos de trabajo para personas en riesgo de exclusión, toda su actividad socioeconómica gira entorno a estos colectivos: inmigración, personas asiladas, personas privadas de libertad, drogodependientes, sin techo, infantes y jóvenes en riesgo, menores tutelados, personas desocupadas, personas con dificultades funcionales o mentales, prostitución, víctimas de la violencia de género, personas desahuciadas, etc...

Entrevista

¿Cuáles son los hitos clave de vuestra trayectoria para llegar a donde estáis ahora?

Hay 3 momentos clave: el encuentro en el Máster de Práctica Jurídica (momento de reflexión y debate sobre la profesión), el trabajo con las entidades sociales como XESAJE y el encuentro en Plaza Catalunya en el 2011 (varias de nosotras formábamos parte de la comsión jurídica).

Ha habido otros hitos en la trayectoria de la cooperativa, pero creemos que éstos son los más importantes. Los vivimos como espacios de reflexión profunda, tanto sobre la profesión y la manera a de ejercer, como la manera de entender y compartir la vida. En ambos sentidos fueron momentos muy importantes.

¿Qué es lo que mejor ha funcionado? ¿de lo que estáis más orgullosas?

Iacta tiene una trayectoria muy breve, pero a nivel interno se ha producido un proceso rápido de construcción conjunta, tanto entre nosotras, como con el trabajo. En muy poco tiempo, el vínculo y la confianza entre el equipo ha sido muy fuerte, estamos muy cohesionadas. A nivel externo, estamos orgullosas de la red que hemos ido construyendo con otras entidades de la economía solidaria, con personas, instituciones, etc 

También estamos orgullosas del cambio a nivel personal. Hemos ido deconstruyendo el individualimo, tan característico de nuestra profesión y de la sociedad, hemos ido soltando lastres de nuestras mochilas personales, creciendo conjuntamente. Después de dos años de trabajo, ahora estamos recogiendo los frutos.

¿Qué os queda por hacer? ¿Principales retos?

Tenemos un documento de sueños en el que plasmamos todas las ideas y retos personales y colectivos. Los principales retos que tenemos actualmente serían: mantener la cohesión del equipo, una asamblea que se pueda gestionar fácilmente, liderar nuestros propios proyectos (ahora lo que hacemos es acompañar proyectos de otras organizaciones), trabajar distintas formas de empoderamiento en derecho y emancipación social, trabajar en prisiones y fortalecer el ámbito de la formación (tenemos en mente un proyecto de herramientas virtuales para autotulelarse). Otro reto sería incoporar en el equipo a psicólogas y educadoras sociales. Formar un equipo multidisciplinar para responder a problemáticas complejas.

Dad dos claves a alguien que quiera iniciar un proyecto similar

Las claves para que un proyecto funcione son el amor, la confianza, la generosidad, la solidaridad y la comunicación. Ir poco a poco, construir sin prisa, ir caminando juntas sin constituir nada al inicio, para irse conociendo, y a partir de ese conocimiento y ese compartir, ir creando los espacios.

Vivir previamente un proceso de deconstrucción personal como abogadas. Tanto en la carrera, como en la profesión, se fomenta el individualismo y el elitismo. Son aspectos de la sociedad que tenemos más interiorizados de lo que parece. Hay que trabajarse mucho el ego en esta profesión. Esta deconstrucción es interesante vivirla, tanto de manera personal, como conjuntamente con el equipo. De este modo el ejecicio del derecho ya no será el mismo. Es importante mantener la mente muy abierta, ser muy flexible para hacer desaparecer lo antiguo y absorber lo nuevo, que es algo colectivo.

¿En qué manera hacéis incidencia política sobre los titulares de obligaciones para que se garanticen los derechos (cambios legislativos, cambios en actuaciones concretas...)?

Participando en proyectos colectivos que promueven cambios legislativos, por ejemplo en el trabajo que se está haciendo desde la XES y desde Ecos para incidir en la nueva ley de cooperativas y promover una ley de economía social y solidaria que a su vez integre la perspectiva de las economías feministas. También participando en el turno de oficio y en la comisión del turno de oficio de Colegio de Abogados de Barcelona, intentando trasladar allí nuestra forma de ver el derecho, la necesidad de cambiar las prácticas, de que se conciba como un servicio público, y también de enfatizar el papel social del turno de oficio.

¿Cómo la propia iniciativa favorece o garantiza el ejercicio de derechos a través de su actividad, su manera de organizarse, etc?

En importante en este sentido la presencia en entidades comunitarias de base como los ateneos, asociaciones de vecinos, entidades del tercer sector... Allí llegan personas y problemáticas que no llegan a los despachos de abogados. La relación entre la abogada y el/la cliente es muy distinta, igualitaria. También a través del ejercicio privado, el trabajo en red con otras cooperativas y redes, y el turno de oficio. La presencia en el Colegio de Abogados, paticipando en distintas comisiones como el grupo de prisiones o la comisión de defensa. Todo esto aporta distintas visiones sobre cómo ejercer el derecho.

¿Cómo favorece los procesos de empoderamiento de los titulares de derecho en un sentido amplio?

Las personas no son clientes, sino usuarias del derecho. El derecho es un instrumento, la persona toma la iniciativa y es agente activo. Se produce un empoderamiento personal total, nosotras hacemos un trabajo de acompañamiento. Fomentamos la autogestión y facilitamos las herramientas. Se trata de devolver el derecho a los titulares de derecho, que la persona sea la protagonista del proceso. También se fomenta el empoderamiento a través de las formaciones colectivas de aplicación muy práctica.