Pasar al contenido principal

Granja Escuela Gure Sustraiak

Gure Sustraiak es una cooperativa sin ánimo de lucro que hace economía solidaria e invierte en mejorar la calidad de vida de todas las personas. Trabajan por conseguir un mundo más justo, con una economía que responda a las necesidades reales de las personas, buscando la equidad y sostenibilidad en todos los aspectos del día a día como empresa. Realizan actividades de educación para la sostenibilidad, turísticas, de ocio y terapéuticas en el medio natural bajo el prisma de la inclusión. Gestionan un albergue rural, una posada rural y una granja escuela desde una visión de economía solidaria. Debido a su propia actividad poco a poco están trabajando y especializándose en grupos con necesidades especiales, con personas con diversidad funcional, que cada vez más, demandan unos servicios de calidad que no tienen y que puedan dar respuesta a sus expectativas en los mismos términos que se les da al resto de las personas; ya que entienden el turismo y el ocio como un elemento básico en la vida cotidiana, una actividad formativa, un derecho y también un factor de integración, entre otras cosas. Este 2014 han inaugurado el albergue turístico accesible y sostenible que dispone de unas dotaciones pioneras a nivel nacional para que todas las personas puedan disfrutar de un turismo inclusivo, así como de estancias formativas o de ocio terapéutico.

Herramientas

DEMOCRACIA ECONÓMICA

Como cooperativa social las decisiones se toman de forma comunitaria. La participación en el proyecto como persona socia está abierta. Las personas trabajadoras son socias de la cooperativa, por lo que hay un empoderamiento total del proyecto. En las reuniones de equipo se decidieron de forma grupal las funciones y responsabilidades que cada miembro de la cooperativa debía tener. Estructuralmente cada miembro sabe cual es su puesto desde el momento de la contratación e incorporación como persona socia, pero se definen concretamente las funciones en equipo. Se realiza la auditoría social de REAS Navarra. También presentan una evaluación de buenas prácticas a través de Cederna Garalur. Sus clientes evalúan sus servicios a través de pequeñas encuestas de satisfacción, tanto de manera oral como escrita, siendo luego éstas revisadas y evaluadas en equipo. Gure Sustraiak es cooperativa de iniciativa social. Por ahora no hay iniciativas de pago no monetarias, pero sí se ofrece alternativas no monetarias como contrapartida al aporte de las personas socias.

ACCION ECO-SOCIO-POLÍTICA

Como entidad de economía solidaria se participa en las actividades de la Red de Economía Solidaria (REAS) y se tiene una buena relación con en las actividades del valle. Es una entidad privada sin convenio actual con ninguna politica pública, pero sí que gran parte de los clientes (escolares y discapacidad) son actores implicados en movimientos de transformación política, de normativa y legislación. El compromiso ambiental está presente como principio de la economía solidaria. El compromiso y respeto ambiental es transversal en todas las actividades, siendo el eje principal, mostrando de manera práctica la importancia de ello. La apuesta es clave dentro de la Granja Escuela. La nueva construcción del albergue se realizó siguiendo criterios de bioconstrucción. Criterios ecológicos que se han mantenido en su gestión. Toda entidad debe adaptarse a los cambios, en este sistema toda entidad sufre las consecuencias tanto positivas como negativas del contexto. Por ello, consciente o incoscientemente crean mecanismos de resistencia y adaptación. Desde la reorganización de equipo, actividades y servicios, hasta la revisión de los precios de nuestros servicios.

IGUALDAD

La distribución de la participación entre hombres y mujeres es igualitaria, habiendo tanto hombres como mujeres en los diferentes puestos y responsabilidades. En las contrataciones de nuevo personal se estudia el número de hombres y mujeres que hay en ese perfil antes de tomar la decisión. Dentro del personal se realiza supervisión en escritura y comunicación verbal, dando herramientas para que no se realice una comunicación sexista de manera involuntaria, y se tenga en cuenta los dos sexos. Ante alguna duda en temas de género, se establecen relaciones con movimientos feministas. Se ha recibido formación en aspectos de perspectiva de género en cooperación al desarrollo, igualdad de oportunidades... también siendo formadores en cursos sobre temas de género.

TRANSFERENCIA Y REPLICABILIDAD

Éste es un proyecto abierto y participativo, toda la información está colgada en la web. Abierto a todas las personas que quieren venir a conocerlo. A partir de esta primavera se va a desarrollar trimestralmente una jornada de presentación del proyecto Gure Sustraiak.

 

Entrevista

¿Cuáles son los hitos clave de vuestra trayectoria para llegar a donde estáis ahora?

El mayor hito que ha sufrido nuestra cooperativa fue en el año 2005 cuando comenzamos a realizar campamentos para personas con discapacidad intelectual que acudían de 3 centros residenciales de Pamplona. Ese hecho provocó un gran cambio en la cooperativa ya que comenzamos a desarrollar programas específicos para personas con diversidad funcional relacionados con la educación ambiental. A raíz de ese comienzo, y tras seguir desarrollando este tipo de programas, vimos al necesidad de seguir creciendo y poder ofrecer todas las comodidades a todas las personas, por ellos/as y por ello construimos el nuevo albergue accesible y sostenible. Gracias a esa labor que desarrollábamos con estos campamentos y la adquisición de experiencia en el ámbito de la discapacidad, pudimos elaborar un proyecto de piso funcional y centro ocupacional llamado Gure Artean, en el cual actualmente viven 5 jóvenes con discapacidad intelectual leve o moderada.

¿Qué es lo que mejor ha funcionado, de lo que estáis más orgullosas?

Para nuestra cooperativa existen dos grandes logros, por un lado seguir trabajando y ofreciendo servicios de educación para la sostenibilidad a grupos escolares, con los cuales llevamos trabajando más de 13 años. Y por otro lado, al igual que hemos comentado antes, en el año 2005 sin experiencia, ni las mejores instalaciones para ello, el haber desarrollado campamentos para personas con discapacidad intelectual que a día de hoy aún seguimos ofreciéndo, claro está, que con esta nueva instalación podemos ofrecer nuestros servicios a un mayor grupo de personas.

¿Qué os queda por hacer? ¿Principales retos?

Una nunca puede dejar de crecer, debemos seguir trabajando por nuevos retos, nuevos proyectos y seguir trabajando por demostrar que otro tipo de economía, basada en las personas, es posible. Por ello, actualmente estamos trabajando por seguir recibiendo grupos, familias, asociaciones… que puedan disfrutar de nuestros servicios de educación para la sostenibilidad. Y por otro lado también, seguimos trabajando por ampliar el proyecto Gure Artean (piso funcional y centro ocupacional) y poder ofrecer un mayor número de plazas.

Dos claves a alguien que quiera iniciar un proyecto similar:

1. Lucha por él, los comienzos no son fáciles, pero si algo te llena, emociona y satisface, sigue trabajando por alcanzarlo.

2. Emprende y deja volar tu creatividad, se podrá conseguir.

¿De qué manera haceis incidencia política sobre los titulares de obligaciones para que se garanticen los derechos (cambios legislativos, cambios en actuaciones concretas...)?

Para ello formamos parte de diferentes redes, no sólo siendo parte de REAS sino también participando y colaborando en diferentes redes y encuentros, como por ejemplo, la red de albergues de Navarra, la comisión de turismo de Navarra, la asociación navarra de empresas laborales… Con ello, queriendo aportar nuestro granito de arena en diferentes entidades, pudiendo dar opiniones sobre acciones que se desarrollan. La formación es de gran importancia también, por ello, seguimos formándonos en diferentes aspectos, tales como el turismo, el emprendimiento, la discapacidad, la educación ambiental… estando al día de lo que acontece y pudiendo reflexionar y trabajar sobre ello.

¿Cómo la propia iniciativa favorece o garantiza el ejercicio de derechos a través de su actividad, su manera de organizarse, etc.?

Nuestra entidad es una cooperativa de iniciativa social, y por ello, llevamos en estatutos nuestra forma de trabajar y nuestros valores. Éstos son compartidos en todo momento por el personal, sea cual sea la actividad, desde cómo hacer uso del agua de la comida, donde trabajamos el respeto y la reducción de gasto innecesario (tanto con grupos escolares como con adultos), hasta la publicación de nuestras memorias, la tipología de nuestras actividades en las cuales se desarrollan objetivos en relación al respeto, la equidad e igualdad entre todas las personas. Con la construcción de este albergue reforzamos aún más la igualdad de derechos entre las personas en el acceso a nuestros servicios, sean cuales sean sus características físicas, sensoriales o cognitivas. Otro de los aspectos para garantizar los derechos está dentro de nuestra filosofía a la hora de trabajar, adaptando nuestro discurso o actividades al perfil que a ellos acude.

¿Cómo favorecéis los procesos de empoderamiento de los titulares de derecho en un sentido amplio?

Dentro de nuestra metodología de trabajo uno de los aspectos claves es la PCP, Planificación Centrada en la Persona, tiendo claro que cada ser es sujeto activo, siendo necesario su empoderamiento para poder desarrollar habilidades de autodeterminación, justicia, crítica e independencia. De este modo, toda persona que participa en nuestras actividades siente la acción personal, como ser único, por el cual debemos seguir luchando para que de manera independiente y autodeterminante pueda reivindicar tanto sus derechos individuales como colectivos.