Pasar al contenido principal

aRopa2

Polígono Industrial Alcalde Caballero. Calle Monasterio de las Huelgas 23. 50014 Zaragoza info@aropa2.com http://www.aropa2.com

El proyecto aRopa2 surge de la unión de varias empresas de economía solidaria aragonesas. En 2013, las cooperativas Tiebel y Grupo la Veloz, junto a Tinser empresa de inserción, aúnan sus saberes, experiencia y esfuerzo para llevar acabo un proyecto cooperativo conjunto de recuperación y reciclaje de ropa y otros textiles usados. Su misión es la de favorecer la protección del medio ambiente así como la creación de puestos de trabajo para personas en situación o riesgo de exclusión social. Esta cooperativa de segundo grado, en la que trabajan once personas, pertenece a REAS Aragón, Coop57 Aragón, MESCOOP Aragón (Servicios para el Mercado Social), AREI (Asociación Aragonesa de Empresas de Inserción), AERESS (Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria). Su ámbito de actuación es Zaragoza y su área metropolitana.

Herramientas

Democracia Económica

La toma de decisiones estratégica se realiza de forma horizontal entre las dos cooperativas promotoras del proyecto.

El proyecto tiene vocación educativa, puesto que se establecen itinerarios personalizados de inserción a las personas en riesgo de exclusión social contratadas, con el objetivo de su inserción en el mercado de trabajo normalizado.

Acción eco-socio-política

El proyecto, al igual que las entidades promotoras, forma parte activa de MESCOOP Aragón, REAS Aragón, Coop57 Aragón y AERESS.

aRopa2 ha iniciado una colaboración con la administración pública y ha conseguido que el Ayuntamiento de Zaragoza facilite la recogida selectiva de textil priorizando entidades de economía social y solidaria, en un sector habitualmente copado por las grandes empresas.

Además del claro compromiso ambiental, que es seña de identidad de este proyecto que pretende reducir los residuos urbanos y la prolongación de la vida útil del textil, existe otro compromiso social, que es el de generar un puesto de trabajo por cada 50.000 Kg de ropa recuperada.

Transferencia y replicabilidad

Existen experiencias similares en la mayoría de ciudades del estado pero aRopa2 aporta un plus de transparencia tanto en su gestión, como en su finalidad.

Igualdad

El proyecto cuenta con nueve puestos de trabajo ocupados por mujeres y dos por hombres. De los puestos de trabajo creados, cuatro de ellos son de inserción.

Entrevista

¿Cuáles son los hitos clave de vuestra trayectoria para llegar a donde estáis ahora?

En Octubre de 2012 se realiza un seminario sobre recuperación de residuos textiles y voluminosos organizado por CCOO Medio Ambiente y REAS Aragón. Coincide que en Zaragoza se pierde el monopolio en la gestión de los residuos sólidos urbanos en manos de FCC, y se empiezan a abrir diversos campos de trabajo en los que hasta la fecha había habido monopolio y a los que no se podía acceder.

Las cooperativas Tiebel y Grupo la Veloz, con más de 20 años de experiencia a sus espaldas, llevaban ya más de una década trabajando conjuntamente en diversos espacios y redes de economía social y solidaria. Con el asesoramiento y apoyo de entidades como Traperos de Emaús en Navarra, Ropa Amiga de Catalunya y AERESS entre otros, se realiza un plan de viabilidad y se apuesta por implicar también al Ayuntamiento de Zaragoza, que cree en el proyecto y decide implicarse en el mismo. Se pone en marcha así una colaboración difícilmente vista hasta entonces en la ciudad: la colaboración entre una entidad pública y la economía solidaria para generar empleo. Aunque hasta el momento la administración no lo reconoce como tal, se puede considerar como un servicio público de calidad para la ciudadanía, beneficioso para el medio ambiente, que garantiza en todo momento la transparencia de lo que se está haciendo.

Se consigue poner contenedores para la recogida de ropa en espacios públicos (un 40%) y el resto (un 60%) en espacios privados. La apuesta por implicar también a todo el tejido social de la ciudad da sus frutos y más de cuarenta empresas y entidades sociales colaboran con el proyecto facilitando la instalación de contenedores para la recogida de ropa en sus instalaciones, participando en los itinerarios de inserción, y/o siendo altavoces que difunden el proyecto sensibilizando al mismo tiempo a la sociedad.

¿Qué es lo que mejor ha funcionado? ¿de lo que estáis más orgullosas?

De que dos entidades de economía solidaria con diferentes culturas empresariales se pongan de acuerdo para colaborar y poner en marcha un proyecto conjunto. No hablamos de poner de acuerdo a personas para idear y desarrollar un proyecto conjuntamente en todas sus facetas, sino de poner de acuerdo a organizaciones que encuentran la complementariedad poniendo lo mejor de cada una. Algo que hasta la fecha en la ciudad, no era dinámica habitual.

La colaboración de la economía solidaria con la administración local, para ser capaces de desarrollar una actividad económica que necesita sólo un impulso inicial para la puesta en marcha del proyecto, siendo sostenible por sí misma en el medio plazo.

Aunque es Tiebel Servicios de Inserción quién gestiona el convenio con el Ayuntamiento de Zaragoza, el proyecto aRopa2 es identificado en las entidades promotoras Tiebel y Grupo la Veloz. Gracias a la gestión y buen hacer de estas entidades, el proyecto ha generado ya once de puestos de trabajo en dos años y ha conseguido reducir la partida del convenio con el Ayuntamiento para el segundo año en más de un 65%, con el consiguiente ahorro de recursos públicos.

¿Qué os queda por hacer? ¿Principales retos?

Seguir mejorando el proceso productivo para garantizar la sostenibilidad del proyecto sin apoyo económico de la administración, y cerrar el ciclo de la recuperación textil en Zaragoza con el impulso de tiendas de venta de segunda mano para obtener un mayor valor añadido en los procesos.

Dad dos claves a alguien que quiera iniciar un proyecto similar

Es muy importante saber identificar la necesidad existente y tener a gente a la que recurrir con experiencias similares (redes) para hacer transferencia de conocimiento.

También, que las entidades promotoras trabajen con profesionalidad en el diseño y desarrollo del proyecto, dejando claro el papel de cada una en los procesos, y que existan unos buenos canales de comunicación entre las mismas para el reparto de tareas, responsabilidades y toma de decisiones.

¿En qué manera hacéis incidencia política sobre los titulares de obligaciones para que se garanticen los derechos (cambios legislativos, cambios en actuaciones concretas...)?

Demostrar a la administración que la economía solidaria es más eficiente que la economía convencional a la hora de usar recursos públicos, que genera más puestos de trabajo, que asume su responsabilidad con las personas que más lo necesitan, o que integra de principio a fin los valores y prácticas ambientales, es algo que favorece que la administración visualice que se pueden hacer las cosas de otra manera y se comience a plantear, tímidamente, la inclusión de cláusulas sociales en las contrataciones públicas, así como los contratos restringidos.

¿Cómo la propia iniciativa favorece o garantiza el ejercicio de derechos a través de su actividad, su manera de organizarse, etc?

Derecho al trabajo y a la protección de colectivos en riesgo de exclusión: mediante la creación de puestos de trabajo remunerados para el desarrollo de su actividad favoreciendo la inclusión de colectivos en riesgo (once puestos de trabajo en dos años, cuatro de ellos de inserción)

Derecho a la igualdad y a la participación: igualdad de oportunidades, igualdad entre las entidades, igualdad en acceso al mercado laboral favoreciendo a las mujeres, derecho de todas las personas a participar en la toma de decisiones.

Derecho a la educación: tanto para el desempeño de los puestos de trabajo como para el empoderamiento personal a través de planes de igualdad de oportunidades, educación sexual, etc.

Derecho a la información: siendo transparentes, veraces y rigurosas con los recursos públicos y privados empleados, así como con el uso y destino de toda la ropa recogida.

Derecho al medio ambiente: colaborando con la minimización de residuos y defendiendo la continuidad del entorno para generaciones futuras.

¿Cómo favorece los procesos de empoderamiento de los titulares de derecho en un sentido amplio?

Con un apoyo y acompañamiento constante de las personas en riesgo de exclusión, principalmente víctimas de violencia de género.

El trato humano, cercano, la capacitación y puesta en marcha de planes formativos, tanto para el desempeño de los puestos de trabajo como para el empoderamiento personal, a través de planes de igualdad de oportunidades, educación sexual, etc., son aspectos que favorecen también el empoderamiento en derechos.